De vacaciones el ex ministro dice que sabe "que se corrió la bola” de su llegada al PRO pero lo descartó: “No me voy a hacer puto de grande. ¿Qué tengo que ver con el PRO?", sostuvo.

Mientras vacaciona con su familia en Valeria del Mar, Florencio Randazzo salió a contestar por primera vez las versiones que lo vinculaban con el PRO y con la gestión de María Eugenia Vidal.

Es que tras las fotos que se sucedieron este año, donde el ex ministro se mostró con varios dirigentes del macrismo,el rumor comenzó a tomar fuerza y "el flaco" nunca los había desmentido, manteniendo un silencio sospechoso.

"No me voy a hacer puto de grande. ¿Qué tengo que ver con el PRO? Yo soy peronista, tengo una conducta, no soy un saltimbanqui", le dijo Randazzo a Revista Noticias tratando de despegarse de los sondeos del PRO.

"¡Monzó no me va a decir a mí adónde tengo que ir! Ni en pedo, que no me jodan. No me ofrecieron ser parte de ellos, aunque sé que se corrió la bola”, explicó el de Chivilcoy que todavía mastica bronca por no haber sido candidato en las PASO del FpV en 2015.

También aprovechó la oportunidad para disparar contra su antigua conductora, CFK, y contra Daniel Scioli, quien le ganó la pulseada y se quedó liderando la boleta del FpV en las elecciones del 2015.

“El peronismo alimenta chantas, como al chanta de Scioli. ¡Yo se lo decía a ella! Es un chanta, es la antipolítica. Es un tipo que no tiene límites, que no hizo nada en la provincia. Es una mentira. Yo con la gente así no tengo nada que ver. Por eso cuando ella no me dejó ir a la primaria yo me fui", relató

Y agregó: "Ella de Scioli pensaba peor que lo que pienso yo! ‘Conseguite un candidato’, le dije. Que se vayan a cagar, yo me voy a mi casa”, cerró. Randazzo volvió y dejó en claro que sus heridas siguen tan abiertas y sangrando como hace casi un año y medio.