No resulta una novedad que la historia de nuestro país no representa una temática que le haya interesado al gobierno de Cambiemos en estos cuatro años. Sim embargo, llama la atención que a menos de un mes de abandonar el poder, la gobernadora María Eugenia Vidal haya recortado por decreto un área fundamental para la memoria bonaerense.

Se trata del Archivo Histórico “Doctor Ricardo Levene”, un organismo que funciona desde 1925, y que dependía de Ministerio de Gestión Cultural. Allí se encuentros documentos originales que hablan de la riqueza histórica de la Provincia, como son manuscritos del Martín fierro, notas firmadas por Juan Manuel de Rosas y El primer gobernador, Manuel Dorrego, que son un material de consulta ineludible para historiadores, periodistas y estudiantes de toda la Provincia.

Ante la decisión de Vidal, la senadora bonaerense Teresa García, del Frente de Todos, reclamó que se deje sin efecto. “En estos 4 años, su gobierno maltrató a la educación, la ciencia y la cultura. A días de completar su gestión le pedimos que no haga más daño y revea estas medidas que ponen en riesgo el acervo histórico y cultural de la provincia”, puso en su Twitter.

A sólo tres meses y medio de que la provincia de Buenos Aires celebre sus 200 años de existencia autónoma, y próxima a abandonar el cargo, Vidal –mediante el decreto 1345/19 fechado el 17 de octubre pasado– modificó la estructura de la cartera a cargo de Alejandro “Conejo” Gómez, decisión por la cual fueron eliminados de la plantilla dependencias relevantes como el Archivo Histórico, el Museo Histórico “Guillermo Hudson” y hasta varias direcciones del prestigioso Teatro Argentino de La Plata.