El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, confirmó ante legisladores bonaerenses que analiza la posibilidad de transferir las Policías Locales a los municipios, al tiempo que sondeó la posibilidad de redactar un nuevo Código Contravencional que contemple la situación de los “trapitos” y la administración de multas.

La reunión, en la que se esbozó también la posibilidad de avanzar en un esquema de desfederalización de las causas por narcotráfico, tuvo lugar en la sede del Centro de Coordinación Estratégica de la Policía, ubicada en La Matanza, y curiosamente no contó con presencias del Frente para la Victoria.

En el encuentro, previsto originalmente para abordar un posible encuadramiento legal para los cuidacoches, Ritondo trazó ante los legisladores los lineamientos de su política de seguridad, que incluyen una profunda reforma policial que pretende achicar la cúpula de la Bonaerense, simplificar las estructuras territoriales, unificar las jefaturas, habilitar auditorías civiles en la fuerza y mejorar la capacitación de los nuevos oficiales, extremando los controles psicofísicos y socioambientales para los aspirantes.

Además, ratificó las intenciones del Gobierno de transferir las Policías Locales a los municipios. La idea, que según las fuentes es aún “una hipótesis de trabajo”, consistiría en darle a los intendentes el control total sobre la fuerza, aunque la Provincia se seguirá haciendo cargo de los sueldos y los gastos operativos de la misma.

De este modo, las policías de prevención se municipalizarían, siguiendo el esquema original que había planteado el massismo en 2013, aunque mantendrían un patrón común en cuanto a operatividad y uniformes y serían sujetas a una auditoría provincial.

Por el momento, Ritondo no especificó cómo será el mecanismo de las reformas, aunque se espera que algunas modificaciones estructurales de la fuerza se realicen vía resolución ministerial –la ley lo habilita para ello- mientras que otros cambios podrían pasar por el filtro legislativo, como reclama el massismo.

En tanto, Ritondo abordó también con los legisladores la posibilidad de regular la actividad de los cuidacoches en territorio bonaerense, y para ello se comprometió a gestionar un encuentro con su par de Justicia, Carlos Mahiques, con el objetivo de avanzar en un nuevo Código Contravencional que incluya el control o la prohibición de la actividad.

En el encuentro estuvieron presentes los senadores Roberto Costa y Walter Lanaro (Cambiemos); Daniel Barrera y Patricio García (PJ); José Luis Pallares y Jorge D'Onofrio (FR); y Omar Foglia (GEN). También participaron los diputados Manuel Mosca y Orlando Yans (Cambiemos); Juan José Amondarain y Rubén Eslaiman (FR); Marcelo Díaz (FAP); y Mario Giacobbe y Hugo Oroño (Justicialismo Bonaerense).

(DIB)