"Las medidas implementadas demuestran que con más cuidados los contagios bajan rápidamente", celebró el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, al compartir en las redes sociales un gráfico que muestra una baja del 18 por ciento en los nuevos casos de covid-19 durante la última semana. "Todavía no alcanza porque necesitamos seguir bajando, pero el esfuerzo ya está dando resultados alentadores", alentó el ministro.

El gobierno bonaerense adhirió esta mañana al DNU presidencial publicado el sábado pasado para renovar las medidas restrictivas y de prevención frente a la segunda ola de covid-19, que mantiene en una situación crítica el sistema sanitario con una ocupación de camas de terapia intensiva del 76,2 por ciento en el AMBA.

A pesar de la situación sanitaria, el gobierno porteño no adhirió al DNU y mantiene la presencialidad en los niveles de jardín y primario, y un sistema de "bimodalidad" en los secundarios.

"Institucionalmente me parece grave, y, en lo personal, cuando ocurre una situación de crisis creo que es el peor momento para especular electoralmente", lamentó el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, respecto de la decisión del gobierno porteño e insistió: "Es un pésimo momento para agregar incertidumbre sobre la angustia de la gente".

El gobernador también tomó nota de los resultados que comienzan a verse a partir de las medidas sanitarias aplicadas. Kicillof recordó que entre abril y mayo la cantidad de casos aumentó por encima del pico de la primera ola hasta llegar a los 12.000 casos promedio y destacó que la semana pasada hubo un promedio de 9.600. "Es una baja relevante pero insuficiente", coincidió con su ministro de Salud.