Tras la violenta represión a los trabajadores del Astillero Río Santiago de Ensenada, el Ministro de Seguridad Bonaerense, Cristian Ritondo, justificó el accionar de los uniformados a su cargo. “Si no hubiésemos actuado así, entraban a gobernación y no sabíamos las consecuencias" detalló.

A pesar de no contar con ninguna prueba que ratifique sus polémicas declaraciones, Ritondo aseguró que “tiraron todo tipo de piedras, destruyeron patrulleros, autos particulares, 13 policías están heridos, rompieron bienes del Estado; tenemos personal de infantería con piernas quebradas, policías heridas, tiraron bombas molotov”.

Además, el funcionario bonaerense defendió el arrollamiento de un trabajador, afirmando que "tenemos un video de una persona encapuchada que se lleva por delante el patrullero y se tira adelante. Y después 70 personas se encargan de romperlo”.

La versión del ejecutivo choca con los testimonios de los trabajadores que se manifestaron de manera pacífica hasta la Casa de Gobierno, luego de que las autoridades provinciales suspendieran a último momento una mesa técnica. Desde el gremio ATE denunciaron que “la represión estuvo armada desde un principio” debido a la gran cantidad de efectivos que estaban apostados estratégicamente en los alrededores de Gobernación.

En estos momentos, un grupo numerosos de trabajadores de Astilleros se encuentran realizando una vigilia en la puerta de la Comisaría 1ra de La Plata para exigier la libertad de los 5 detenidos durante la represión que tuvo lugar en pleno centro de la ciudad.