El Ministro de Salud Daniel Gollan y la Ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz presentaron la “Guía de Implementación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo en la Provincia de Buenos Aires” en un acto en la ciudad de La Plata.

Según informaron, el objetivo de esta Guía es orientar las prácticas del equipo de salud en la atención y cuidado de las personas en situación de interrupción del embarazo.

“Cuando íbamos llegando decíamos que se nos sonreían los barbijos porque la verdad que esto; son derechos conquistados en leyes y ahora ya, en el proceso del camino de la política pública. Esto es absolutamente importante porque restituye algo que fue vedado por siglos para las mujeres gestantes, y también es algo muy importante para los equipos de salud, porque da certezas del modo en que se interviene; cambia el posicionamiento subjetivo de aquellas personas que van a pedir este derecho; pero también de quienes van a atenderla”, expresó la ministra Díaz.

La nueva ley establece un régimen legal mixto de plazos y causales. Hasta la semana 14 de gestación las mujeres y personas con otras identidades de género con capacidad de gestar podrán acceder a la interrupción voluntaria del embarazo, cuando así lo requieran. Luego de ese período gestacional, podrán acceder a la interrupción por las siguientes causales: a) el embarazo sea producto de una violación; b) se encuentre en riesgo la salud o la vida de la persona gestante.

En el acto virtual, el ministro de Salud Daniel Gollan destacó que “hoy tenemos un país mejor, una provincia mejor con más derechos y hoy, tenemos que estar felices”. Y recordó:” hace un año en esta provincia no había guía para la interrupción legal y hoy estamos con la guía para la interrupción voluntaria. Esto posible porque hay una historia. Con muchos actores y actoras, más actoras para llegar a esto. La lucha histórica de las mujeres. Que cobro una dimensión extraordinaria en los últimos años”.

Los establecimientos de salud tendrán la obligación de brindar el acceso a la interrupción voluntaria y legal del embarazo en un plazo de 10 días corridos desde que la práctica sea requerida por la persona gestante.

Para ello, el Ministerio de Salud trabaja en conjunto con otros Ministerios y Municipios, a fin de generar la capacidad técnica para la resolución y la formalización de las redes de derivación para las situaciones que así lo requieran, para poder garantizar la práctica en ese plazo.

Por su parte, la subsecretaría de Políticas de Género y Diversidad Sexual, Lucía Portos, dijo que “la ley nacional que convierte en legal la interrupción voluntaria embarazo es un anhelo, una lucha y discusión de muchas compañeras. Y de nuestro ministro de Salud bonaerense que tanto hizo cuando  fue ministro de Salud en la Nación”.

Y detalló: “presentamos una guía en menos de 72 horas después de publicada la ley en el boletín oficial, eso es un trabajo contra reloj con mucho compromiso que se hizo desde el ministerio de Salud de la Provincia, que con generosidad nos permiten estar y compartir la información, miradas y discusión en la lucha”.

Por su parte, el viceministro Nicolás Kreplak explicó que hay dos sujetos que necesitan de esta guía muy fuertemente: “Las personas, que van a acceder a esta ley, que se conquistó con mucho esfuerzo y trabajo, y además los equipos de Salud, que muchas veces tienen que tomar decisiones que son muy complejas”.

Y aseguró: “Ahora empezamos darle la seguridad y el marco en donde tienen que pararse para tomar decisiones. Que el estado te acompañe al dar una prestación de salud que la persona necesita. Si está el estado se construye el derecho efectivo para la ciudadanía y se instala en la cultura de nuestros hospitales para mejor lo que antes parecía inmejorable. El feminismo es la principal herramienta a transformar las instituciones”.