La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal fue clara en la última reunión que mantuvo con los intendentes de Cambiemos: "Hagan lo que sea necesario para ganar". Se sabe: en Cambiemos reina el sálvese quien pueda, luego de la ola azul. 

Por eso, muchos intendentes macristas fueron corriendo a Roberto Lavagna para proponerles que baje sus candidatos a jefe comunales y mantengan las listas a legisladores provinciales y locales. 

Julio Garro (La Plata), Nicolás Ducoté (Pilar), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Martiniano Molina (Quilmes) y Darío Kubar (General Rodríguez), fueron algunos de los que iniciaron los contactos con dirigentes de Consenso Federal. Todos perdieron y están muy complicados para octubre. 

En principio, la respuesta de Lavagna y su gente fue no, ya que esperan negociar con el kirchnerismo para lo que viene. Además, aducen, ese cambio podría perjudicar al macrismo, ya que buena parte de los votos de ese espacio vienen de sectores peronistas que están descontentos con las políticas de Mauricio Macri y Vidal.