El baño de humildad que pidió Cristina Kirchner finalmente alcanzó también a los representantes naranjas. Es que hace instantes Daniel Scioli dejó en claro que Santiago Montoya y Cristina Álvarez Rodríguez, los contendientes de su riñón, no serán candidatos en la interna por la gobernación de la provincia de Buenos Aires.

Luego de firmar un convenio con el CEO de FIAT Argentina, Cristiano Rattazzi, con el que busca darle más recursos a la educación técnica, el precandidato presidencial del Frente para la Victoria apeló a una pregunta para deslizar que ninguno de los dos potenciales postulantes está realmente en la pelea: "¿Dónde los vieron haciendo campaña?".

Y para que no queden dudas sobre esa lectura, el gobernador apuntó: "Ya lo hablamos, ellos priorizan nuestro proyecto presidencial. Los candidatos para la Provincia son los que se mencionan" .

Además Scioli definió a los que creen que todavía están en carrera: "Aníbal (Fernández), Julián (Domínguez), Fernando (Espinoza) y Martín (Insaurralde)". No hay mucho más para elegir porque "ya se perfilaron los que van a ser candidatos".

Con un perfil tan bajo como su campaña, entonces, se terminó el sueño de Montoya que hace tiempo recorría los micrófonos hablando de su postulación.

El caso de Álvarez Rodríguez es menos sorprendente: la ministra de gobierno bonaerense había señalado que tenía "una fuerte vocación" para estar al mando del distrito que lidera Scioli, pero siempre dejó en claro que finalmente iba a estar "donde lo decidan" los líderes del espacio político que integra.