“La Ley de Hábitat es una ley de igualdad, de la mejor redistribución del ingreso, de empujar de abajo hacia arriba, de llegar al corazón de cada familia, al rincón de cada barrio” afirmó, ayer, Daniel Scioli, al firmar convenios con más de 50 intendentes para el financiamiento de obras de infraestructura social, en el marco de la Ley de Acceso Justo al Hábitat.

“Para tener una Provincia cada vez más fuerte e inclusiva, necesitamos fortalecer el municipalismo”, expresó el Gobernador en el Salón de Usos Múltiples de Casa de Gobierno, acompañado por el intendente de Florencio Varela y titular Federación Argentina de Municipios (FAM), Julio Pereyra.

En este marco, Scioli aseguró que “desde el primer día en nuestro mandato, buscamos la descentralización, la de los recursos, reformas fiscales que permitieron las posibilidad de que los intendentes puedan dar respuesta más allá de su trabajo histórico y tradicional".

El gobernador destacó que al hablar con cada uno de los intendentes, “hay un denominador común”, que se trata de, “a partir de los avances que hemos tenido en estos años en la Argentina, en la reconstrucción del aparato productivo, en el desendeudamiento, en la reindustrialización, seguir avanzando, interpretando las nuevas demandas que van surgiendo, de una mayor calidad de vida, que se da precisamente cuando llegan estos servicios públicos”.

En tanto, Pereyra, dijo que “es una alegría poder compartir todos los intendentes este avance cuantitativo y cualitativo de los fondos destinados a los municipios en forma directa” y agradeció al gobernador “por tener la decisión política de avanzar con esta Ley, y de sacarle un poquito a algunos para darle mucho a otros, como los son la gran cantidad de obras que están en marcha en toda la provincia gracias a esta Ley de Hábitat”.

En esa línea, el jefe comunal de Avellaneda, Jorge Ferraresi, expresó que “es una política pública importante que nos permite hacer obras para los vecinos" y su par de Ensenada, Mario Secco, opinó que “con esta Ley, mucho intendentes vamos a solucionar algunos problemas que tenemos pendientes”.

Para cerrar y quizás más importante desde el punto de vista político, el gobernador le pidió a los intendentes que tengan los brazos abiertos para aquellos que están dispuestos a volver al Frente para la Victoria. La referencia cierta es para los que por estas horas están abandonando el massismo y buscan contención en el oficialismo.

Scioli cree que los retornos pondrán al FpV muy cerca de una victoria en primera vuelta, por lo que es necesario recibirlos a todos y darles un lugar.