Desde el vidalismo anticiparon a la agencia Télam que Scioli se comunicó telefónicamente con la gobernadora electa y ambos "quedaron en hablar para operativizar la transición", aunque no quedó fija ninguna fecha para un encuentro en persona.

En tanto, avanza el diseño del futuro gabinete bonaerense, y Vidal tiene prácticamente definido ofrecerle al vicepresidente de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo, el sensible cargo de ministro de Seguridad, que hasta diciembre ocupa Alejandro Granados.

"Ritondo tiene oficio y mucha voluntad, creemos que puede hacerlo bien", consignaron a Télam desde el vidalismo, aunque aseguraron que no se había hecho un ofrecimiento formal.

Mientras tanto, los cargos que ya están asegurados son los del economista y funcionario del Banco Ciudad, Hernán Lacunza, como ministro de Economía, y el de Leonardo Sarquis como ministro de Agricultura, además del legislador Federico Salvai, principal operador político de Vidal y quien estaría a cargo de algún área política.

También suena fuerte para ser parte del equipo pero sin área definida Edgardo Cenzón (ministro porteño de Ambiente), quien sería destinado a un área relacionada con la infraestructura, y Eugenio Burzaco, ex jefe de la Policía Metropolitana, cumpliendo algún rol en el área de Seguridad.

En tanto, Vidal transcurrió su día entre entrevistas televisivas y conversaciones telefónicas con intendentes bonaerenses de diferentes partidos, especialmente con los radicales.