El intendente de Mar del Plata dejó algunas declaraciones que confirmarían su alejamiento definitivo con el oficialismo. De todas formas, se anota para buscar su reelección: “Hoy por hoy, voy con lista propia”, apuntó. En Cambiemos, se anotan varios nombres y no se descarta unas PASO entre un candidato propio y Carlos Arroyo.

La decisión se viene madurando hace años, desde que existe una relación muy conflictiva entre la gobernadora María Eugenia Vidal y Arroyo. Desde siempre, Vidal ignoró a Mar del Plata, a la que abandonó hasta dejar al borde del colapso financiero. Es una de las ciudades del interior bonaerense con peores indicadores sociales. 

Mañana se sabrá que pasará de verdad. Si Arroyo acepta unas primarias o decide presentarse con un sello vecinal. En el macrismo duro prefieren a Guillermo Montenegro como candidato propio.