El listado de las cientos de sucursales que dejarán de funcionar, tendrá localidades muy pequeñas, con menos de 12 mil ciudadanos, muchas de ellas son de la Provincia de Buenos Aires.

El Gobierno empezó a difundir los números de la empresa prestamista, dándole importancia al millonario déficit, el cual durante la gestión de Cambiemos se amplió considerablemente por la dolarizada deuda condonada a la familia Macri.

 “Para los pueblos lo que más se reciente es todo lo telegráfico, no se pueden hacer más giros de dinero, ni enviar telegramas. Para eso habrá que viajar a las cabeceras de los partidos. El Correo ya venía perdiendo funciones como las prestaciones de ANSES que quedaron a cargo de los bancos”, detallaron desde el sindicato Foecyt.

En el caso de Loma Negra, la sucursal cumplía 100 años este 2019 y se había salvado de la privatización. “Para los pueblos esto es una nueva forma de matarlos de a poco. Todo se centraliza y para hacer cualquier trámite hay que viajar hasta la cuidad”, apuntaron.

“Hasta último momento dijeron que se iban a mantener las sucursales, se garantizó el presupuesto cero, solo con el costo salarial de los trabajadores que igual mantienen sus puestos laborales, pero a último momento dijeron que se cerraban”, concluyeron por medio de un comunicado.