Durante buena parte de este sábado, presos alojados en los penales de Melchor Romero, Florencio Varela, Campana y San Martín realizaron un reclamo pacífico en demanda del restablecimiento de las visitas familiares presenciales.

Las visitas habían sido suspendidas por el aislamiento impuesto para mitigar los efectos de la pandemia del coronavirus, informaba el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

A través de una mesa de diálogo se buscaba destrabar la protesta que incluyó el ascenso de los internos a los techos los penales.

Finalmente, se firmó un acuerdo entre las autoridades y los representantes de los detenidos, por el cual se rehabilitarán las visitas familiares a partir del 14 de noviembre.

"Hay acuerdo en las cárceles. Vuelven las visitas con protocolo a partir del 14 de noviembre en San Martin y Florencio Varela. La intención es ampliar la medida a otras cárceles", anunció la periodista Xime Zeta a través de Twitter.

El anticipo fue confirmado por el propio SPB, que comunicó oficialmente: "el sábado 14 de noviembre se habilitarán las visitas a la Unidades penitenciarias de la Provincia, dando estricto cumplimiento a los protocolos de seguridad sanitaria para la preservación de la salud publica".

En ese marco, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, el Servicio Penitenciario y el Ministerio de Salud de la Provincia comenzaron a elaborar un protocolo de bioseguridad adaptado al contexto de encierro para enfrentar los requerimientos preventivos de la pandemia a partir de la reanudación de visitas.

Ximena Zeta on Twitter

Fuente: Minuto Uno