La iniciativa, aprobada en agosto por la Legislatura provincial, fue publicada en el Boletín Oficial, por lo que regirá a partir del próximo ejercicio fiscal.

Se trata de una iniciativa enviada por el gobernador Daniel Scioli que reconoce la labor de unos 15.000 bomberos voluntarios que trabajan en cuarteles de todo el territorio provincial.

El objetivo de la norma es dotar a los bomberos bonaerenses "de una fuente de financiamiento genuina que garantice su sostenimiento y asegure la excelencia de su capacidad operativa, permitiendo la incorporación de recursos materiales y la capacitación constante del recurso humano".

El Fondo estará integrado por el tres por ciento de lo recaudado en concepto de impuesto inmobiliario por la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires en cada ejercicio fiscal, hasta un máximo de 200 millones de pesos.

También integrarán la partida especial sumas provenientes de donaciones o legados para sostener el financiamiento de las federaciones y asociaciones de bomberos.

La ley dispone que los fondos se distribuyan de forma semestral, siendo un 90 por ciento para las Asociaciones de Bomberos y un 10 por ciento para las Federaciones que los nuclean.