Una buena noticia: las restricciones a la circulación y la suspensión de las clases presenciales impactaron positivamente sobre los contagios en la provincia de Buenos Aires. Los contagios cayeron en una semana un 18% en relación a los 7 días anteriores.   

Así lo confirmaron el ministro de Salud, Daniel Gollan, y el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, en la conferencia que brindan todas las semanas desde el Salón Dorado de la Gobernación, en La Plata. No sólo bajaron los casos positivos, sino también la tasa de positividad y las llamadas a la línea 148.

“Las medidas de cuidado han llevado a que tengamos resultados positivos porque se cortó la subida exponencial de casos de coronavirus, y después de una semana que terminó empatada, empezamos con un descenso de casos”, remarcó el titular de la cartera sanitaria.

En concreto, entre la semana epidemiológica 15 y 16 se había logrado una “estabilización” con apenas 6 casos de diferencia, pero en los últimos siete días se logró un “descenso importante en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA)”, pasando de 11.746 a 9.663 contagios semanales.

“Tenemos una disminución de más de 2.000 casos, y un leve descenso en el interior bonaerense. Son datos buenos. En total, tenemos un descenso del 18% de los casos positivos de COVID-19. También hubo un descenso en la comparación semanal día contra día”, amplió Gollan.