Así lo afirmó el Ministro de Seguridad Sergio Berni en su visita a Bahía Blanca, para reunirse con los jefes policiales de la zona, y sostuvo que "este agite no tiene que ver con la cuestión salarial de quienes están en actividad, sino con otros intereses, obviamente políticos”.

“No es casualidad que llamen a movilizar justamente en Mar del Plata y Pinamar, que son dos distritos de la oposición", expuso Berni acerca del reclamo que se organiza por las redes sociales.

Cabe recordar, que, tras las concentraciones del año pasado, la fuerza policial bonaerense recibió un incremento fuerte a la categoría más baja de la fuerza, que representa el 47% del total, y este año continuarían con los dos escalafones siguientes.

Al respecto, el Ministro remarcó que aquella medida fue "excepcional" porque el personal venía con "4 años de una degradación sistemática" de sus ingresos y que el gobernador Axel Kicillof "les dio una solución de fondo" al equiparar los salarios con los de las fuerzas federales.

En su visita a la ciudad de Bahía Blanca, el jefe de las fuerzas de seguridad bonaerenses respondió acerca de la medida que podría tomar la fuerza este jueves y confirmó que podrían sancionarse a uniformados de esa localidad. Desde el ministerio planean extender las amonestaciones a cualquier policía de la provincia si finalmente se realiza la nueva huelga.

Berni contó que "en estos días están por salir las sanciones de aquellos que incumplieron con su deber en septiembre y están haciendo este tipo de movidas” y sentenció que “atrás de estos reclamos también hay mucha gente exonerada”.