El ministro de Seguridad bonaerense y reelecto intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, dejará su cargo el 10 de diciembre en manos de Cristian Ritondo, actual vicepresidente de la Legislatura porteña, y ya le adelantó a la gobernadora electa María Eugenia Vidal que le deja una policía “funcionando a pleno”.

“-Vidal se encontrará- con una policía funcionando a pleno y, a la vez, en crecimiento permanente. Hace dos años teníamos 55.000 efectivos en total y en la calle había muy pocos. La dejamos con 95.000 hombres y una presencia constante de agentes y patrulleros que se percibe fácilmente y a simple vista en todos los municipios”, dijo Granados, quien calificó a la fuerza con “siete puntos”.

En tanto, el ministro defendió la preparación -de seis meses antes de salir a la calle- que tienen los nuevos policías locales. “Los cursos que hacen son intensivos, de 12 horas diarias. Acá el tema no es los meses que dura el curso sino las horas cátedra. La preparación que tienen es la misma que si hicieran un curso de un año y medio, cuatro horas por día, que es lo habitual”, dijo Granados al diario Clarín.

Y al ser cuestionado sobre que esa carga puede resultar antipedagógica, reconoció que tal vez lo sea. “Uno se puede distraer u otro puede quedarse dormido, pero se hizo. Fue la primera etapa y había una gran necesidad para tener más policías en la calle. Y lo conseguimos”, agregó.

El intendente que fue reelecto con casi el 50 por ciento de los votos en Ezeiza e irá por su sexto mandato consecutivo, aseguró que el delito bajó en el territorio bonaerense, pese a los datos de 2014 de la Procuración de la Corte.

“Este año bajaron, seguro. Lo que pasa es que la Procuración difunde las cifras cuando termina el año completo. Yo tengo la medida en los hechos diarios, en los partes que me pasa la policía”, concluyó.

El guiño de Berni

En cuanto la gestión de la cartera de cara al recambio, el secretario de Seguridad de Nación, Sergio Berni, no sólo reconoció que “Vidal fue mejor candidata” sino que también aprovechó para aconsejar sobre el manejo de la policía bonaerense.

En diálogo con Radio 10, dijo que "el arte de la conducción no sólo es convencer sino controlar” y que “se requiere mucho trabajo pero no es imposible controlar” la policía bonaerense.

Además, le hizo un guiño a Guillermo Montenegro, referente de seguridad de Cambiemos, quien dijo que tendría en cuenta a Berni en el armado de un supuesto gabinete amarillo.

“Le agradezco a Montenegro, con quien compartimos mucho trabajo. Cuando seamos Gobierno lo vamos a convocar para que trabaje con nosotros”, retrucó el secretario de Seguridad de Nación.