El director Adjunto de la Región Sanitaria XI, que incluye a La Plata y a otras ciudades lindantes, Manuel De Battista, señaló que se viven semanas de “mucha alerta” en el sistema sanitario en el marco de la segunda ola de COVID-19. El funcionario bonaerense aseguró además que "hay un estrés muy alto" del sistema sanitario y mostró incertidumbre sobre lo que pueda pasar con las camas de cuidados intensivos en los próximos días. 

"En las últimas tres semanas se registró el 40% de los casos del año y la mayoría son personas jóvenes. Esto tiene que ver con los eventos sociales y deportivos. Por eso esas actividades son las que más nos preocupan hoy”, describió el especialista.

Agregó que se observa entre los jóvenes un “cierto relajo de las medidas de protección” y agregó que a esto se le suma “muy pocos controles por parte de las autoridades locales con respecto a la nocturnidad y las fiestas. Eso es un caldo cultivo para la difusión viral”.

En ese marco, De Battista remarcó que “estamos reforzando las medidas sanitarias para no tener que tomar restricciones que afecten a la matriz productiva, a la escuela. Nadie quiere que se vuelan a suspender las clases”.

Por otra parte, el titular de la Región Sanitaria XI confirmó el registro de las nuevas cepas en la región y sostuvo que “es el caso de una persona que vive en La Plata y no tiene nexo con alguien viajó. Es la cepa que se difunde mucho más rápido y es más agresiva en pacientes jóvenes”.