Hace unas semanas, una investigación de este portal daba cuenta de los negociados en la adjudicación de obras en escuelas públicas con beneficios directos a empresarios cercanos a Cambiemos. Allí, se detallaba que la constructora SES S.A, controlada por Nicolás Caputo, había obtenido de la Dirección de Infraestructura Escolar (DPIE), a cargo de Mateo Nicholson, la refacción de más de doce establecimientos educativos.

Acorde a un relevamiento realizado por Primereando, las denuncias por trabajos mal terminados sumado a montos exorbitantes por refacciones menores son moneda corriente en las obras que lleva adelante la empresa del “hermano del alma” del presidente Mauricio Macri.

Tal es el caso de la Escuela Primaria N° 8 de Morón, distrito conducido por Ramiro Tagliaferro. Allí, la constructora de la familia Caputo realizó la refacción de baños por un monto de 550.332 pesos. Las autoridades no conservan un buen recuerdo del paso de SES S.A por la institución. “El año pasado la Cooperadora había realizado un baño impecable, apto para discapacitados. El 29 de diciembre, sin explicaciones a las autoridades, rompieron todo e hicieron un baño nuevo que lo entregaron en pésimas condiciones” describió una consejera escolar del distrito en diálogo con este medio.

Mientras que la Secundaria N° 24 de Morón, la misma constructora tiene a cargo la terminación de dos baterías de baños. Acorde a los plazos, la obra que tendría que haber finalizado en febrero de este año aún se encuentra en desarrollo. Además, según pudo averiguar este medio, el Inspector de Obra de dicho distrito pidió una auditoría de la empresa ya que “el monto de la adjudicación fue mucho más elevado del presupuesto que enviaron desde las autoridades locales en los pliegos para la licitación”.

 

 

Los negocios entre SES SA y el macrismo comenzaron en Capital Federal. En el año 2015, cuando Mauricio Macri aún era Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la firma de la familia Caputo se quedó con un contrato de 415 millones de pesos por el mantenimiento y limpieza de hospitales porteños Ramos Mejías, Tornú, Moyano y Ameghino. Lo llamativo es que SES no es una empresa dedicada a servicios de limpieza sino una Constructora.

Más Obras para Caputo en distritos amigos

En Luján, otro distrito gobernado por un intendente de Cambiemos, Oscar Luciani, la empresa “Mejoramiento Hospitalario S.A”, también vinculada a Nicky Caputo, ganó las licitaciones de obras de remodelación en los establecimientos educativos EP 2 y la ES 9 de Luján; la EP 4 y ES 16 de Cortines, y la ES 3 de Open Door.

El desembarco de una de las tantas empresas que controla la familia Caputo motivó la presentación de un pedido de informes por parte de concejales de la oposición. “Esta firma de estrecha relación con el poder central está refaccionando escuelas sin utilizar el Fondo Educativo, sin ningún tipo de control” aseguró en diálogo con este medio el concejal del Frente Renovador, Carlos Jurina”. Y denunció que “tantas obras en favor de una empresa ligada a Macri atenta contra los más elementales principios de la ética pública”.

La preocupación en Luján también se debe a las denuncias que tuvo la firma “Mejoramiento Hospitalario” en el partido de General Rodríguez, también conducido por el mandatario oficialista Darío Kubar.

El dato curioso es que un consejero escolar de la fuerza Cambiemos, Ariel Martínez, fue quien denunció que la empresa paralizó las tareas de mejoramiento de los baños en la Escuela Primaria N° 6, “dejando escombros por todas partes”.

Según relata el portal local “Voces de los Pueblos”, la presidenta del Concejo Escolar, Estela Cacace, se reunión con Mateo Nicholson, por el abandono de la obra. La respuesta del funcionario de Vidal fue que “dicha empresa tiene muchas obras en estos momentos y pidieron una prórroga de finalización para todas”. Hace unos días, Cacace renunció a su cargo.

 

 

Al igual que las restantes empresas de la familia Caputo, “Mejoramiento Hospitalario” obtuvo grandes negociados en el distrito donde el macrismo dio sus primeros pasos. Entre los antecedentes de su paso por Capital Federal se encuentran dos graves hechos. Uno data de julio de 2014, cuando la empresa intoxicó a diez alumnos de una escuela de Villa Crespo por no retirar a tiempo bolsas con cebos para ratas del comedor del establecimiento.

En diciembre de 2016, el techo de un aula que la empresa reparó defectuosamente en la escuela Casto Munita, del barrio de Belgrano, se derrumbó por completo. A pesar de las denuncias y las irregularidades, la firma controlada por Caputo continuó siendo contratada en la ciudad de Buenos Aires. A partir de la asunción de María Eugenia Vidal en la Provincia, sus negocios se extendieron hacia distritos bonaerenses, replicando la misma lógica de negligencia con obras mal realizadas o sin finalizar.