El candidato a Gobernador por el massismo, y primer mandatario provincial cuando sucedieron los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, en Avellaneda, sostuvo que "hubo una fuerza" detras del escrache que sufrió este martes en la UBA.

Los familiares de Kosteki y Santillán "antes lo acusaban a Aníbal Fernández, pero el escrache me lo hacen a mí", adujo, y agregó: "Fueron utilizados por una fuerza más potente. Hubo inteligencia detrás". Además rememoró otro ataque que padeció tras romper con el bloque del kirchnerismo y culpó a Oscar Parrilli.

"Antes lo acusaban a Aníbal Fernández, pero el escrache me lo hacen a mí. Justo a días de las elecciones", indicó Felipe Solá deslizando que un sector del kirchnerismo podría estar atrás de la organización de ataque que sufrió en la UBA mientras daba una charla junto a Martín Lousteau y Gustavo Vera.

Además, rememoró: "Yo sufrí un escrache hace años en Neuquén, por Julio López; me los mandó Parrilli, fue poco después de romper con el bloque del FpV".

Sobre lo ocurrido ayer, agregó en declaraciones televisivas: "No discuto la bronca de los familiares, pero fueron usados por una fuerza más potente". "Fueron utilizados", remató Solá.

Por la mañana el Frente Popular Darío Santillán había realizado una conferencia de prensa en la que advirtieron que seguirán realizando los escraches "hasta que haya justicia" por los asesinatos.

El escrache es la única manera que tenemos nosotros, los que no somos poderosos, de una real justicia", sentenció Alberto Santillán, padre del militante asesinado en lo que se conoce como la "Masacre de Avellaneda".

En tanto, el hermano del militante asesinado en las inmediaciones de le Estación Avellaneda, junto a Maximiliano Kosteki, señaló a Solá como "uno de los responsables" de los crímenes, aunque negó que ayer hayan actuado con violencia.

"Se ha condenado a los asesinos, a los autores materiales, pero faltan los que idearon y alentaron lo que fue el 26 de junio la masacre de Avellaneda. Fuimos a señalar a Felipe Solá como uno de los responsables de los asesinatos de Darío (Santillán) y Maxi (Kosteki)", aseguró.