Parece que se largó la campaña en serio y se terminaron las declaraciones light para la prensa. Así lo siente y así lo hace saber Felipe Solá, uno de los aspirantes a la gobernación bonaerense por el Frente Renovador.

Con motivo de tentar a los cinco precandidatos a intendentes platenses del massismo a sumarse a su proyecto provincial, Solá desembarcó el viernes en la ciudad de las diagonales y mostró los dientes.

Entonces Marcelo Legizamon, Carlos Melzi, Javier Pacharotti, Oscar Vaudagna y Alberto Delgado escucharon a Solá cargar, previsiblamente, contra el gobernador Daniel Scioli, pero se sorprendieron al presenciar las duras críticas contra Francisco De Narvaez y Darío Giutozzi, dos de sus principales rivales de cara a las PASO.

En diálogo con la prensa, el exmandatario provincial y diputado nacional apuntó contra Scioli y aseguró: "le entregué una provincia saneada. Siempre dije que Scioli no sabe administrar la Provincia".

Pero sus críticas no terminaron ahí. Después fue el turno de De Narváez y Darío Giustozzi, a los que les enrrostró no conocer el territorio bonaerense y querer quedarse con el sillón de Dardo Rocha por ambición personal.

"Tengo experiencia en gestión, porque se lo que no hice, pero también se lo que hice. Conozco esta Provincia mucho mejor que todos ellos, tanto el Conurbano como el interior”, lanzó Felipe.

Y les recordó a sus compañeros: "no tuve gastos en publicidad, ni busqué nunca promover mi figura, sino que me preocupe por la administración de la Provincia".

Hasta ahora es el primero de los candidatos massistas que sale a cruzar fuertemente ante la prensa a sus contendientes. Veremos si sus rivales recogen el guante y la interna sube la temperatura en el tramo final.