Así lo informó el portal El Destape, en relación de un pedido que el fiscal Jorde Di Lello le hizo al ministerio de Desarrollo, que conduce Carolina Stanley. Se trata de corroborar si Cambiemos utilizó a beneficiarios de planes sociales para que figuraran como aportantes truchos a las campañas electorales de 2015 y 2017 en provincia de Buenos Aires. 

"Finalmente, la ministra Carolina Stanley envió el informe solicitado por la fiscalía de Jorge Di Lello sobre los 205 casos relevados en primera instancia por este medio como falsos financistas a la campaña de Graciela Ocaña y Esteban Bullrich y el resultado complicaría y mucho a María Eugenia Vidal, que arrojaría que las personas involucradas figuran como beneficiarias de planes sociales", informó el periodista Juan Amorín. 

El pasado 18 de junio, El Destape publicó los primeros 205 casos encontrados y chequeados como "falsos aportantes" de campaña de Cambiemos: todos ellos figuraban como beneficiarios de planes sociales "Argentina Trabaja" y "Ellas Hacen", devenido hoy como "Hacemos Futuro" y correspondían, en su mayoría, a barrios de la zona sur del conurbano bonaerense. Tras el informe, la Justicia pidió información al ministerio de Desarrollo. 

De confirmarse el dato, las miradas volvería a caer sobre María Eugenia Vidal, porque ella es la responsable del PRO bonaerense, quien habría utilizado ese entramado de aportantes truchos. Además, resta saber si hay una maniobra de lavado de dinero, que podría llegar hasta los 100 millones de pesos. Por ahora, Vidal eligió la estrategia que se utilizó otra veces en casos de corrupción: culpar al contador. Así pasó que fue despedida Fernanda Inza, cajera del PRO y mano de derecha de la propia Vidal.