A pesar de su fracaso electoral de 2015, Stolbizer se convirtió en habitué de los medios que potencian su imagen. De cara a 2017 evalúa alianzas, entre el oficialismo y la oposición, para mejorar su performance. Dice que en la calle le piden que no se junte, pero que tiene que hacerlo porque así no la vota nadie.

La diputada nacional por el GEN Margarita Stolbizer negó haber hablado de alianzas electorales para las legislativas 2017 tanto con la gobernadora PRO María Eugenia Vidal, como con su par por el Frente Renovador Sergio Massa, aunque no descartó la posibilidad de compartir lista con el hombre de Tigre, con quien viene haciéndose guiños hace meses.

"Tengan en cuenta que mucho más hablan entre ellos y no está mal porque hay que naturalizar que políticos de diversas posiciones colaboremos mucho más", advirtió la legisladora.

Sin embargo, la sorpresa llegó cuando Stolbizer comenzó a explicar "traspié electoral importante" del espacio político en las presidenciales de 2015 y por qué está mostrándose con el líder del FR, cuando hace un año la hipótesis de una alianza entre ella y el ex jefe de Gabinete kirchnerista parecía imposible.

Consultada por radio AM Del Plata, respecto de la chance de un acuerdo con Massa, la diputada indicó que no lo descarta y sugirió que necesita de esa alianza si quiere ganar: "Tiene mucho que ver con este mal resultado (sobre los comicios de 2015), porque yo no me arrepiento de nada de lo que hice y sigo pensando que me planté de acuerdo a mis convicciones, pero así me fue".

Y siguió la insólita explicación: "Me pasa que me paran y me piden que no me alinee con Massa y que siga teniendo ese estado puro, pero así no me vota nadie, sobretodo los que me lo piden en la calle porque esos fueron votantes de Massa en 2013 y de Macri en 2015".

Tras sugerir que una alianza con Massa obedecería a intereses electorales, Stolbizer ensayó una justificación al sostener que tiene la "tranquilidad de que en ningún tipo de acuerdo, si se diera" va a "tranzar en ninguno de los principios" que tuvo en sus "60 años". "Yo no voy a rifar en una elección nada de lo que he sostenido en toda mi vida", agregó.