Cuando el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, se encontraba realizando los famosos timbreos en un barrio de Castelar Sur, un ex militante y colaborador propio le cantó las cuarenta al jefe comunal de Cambiemos.

El timbreo, con recorrida incluida, fue demasiado breve y el intendente caminaba rodeado de custodios y otros colaboradores que suelen maracar las casas pactadas para el show electoral; pero nadie contaba que un ex empleado del Municipio empezará a señalar: "¡Para que todos sepan! Cuando iba a los boliches me decían ´acá hizo campaña Ramiro, andate´"

"¡Ocho años trabé para vos! ¡Basura! ¡Hijo de mil putas!", le gritó el hombre repetidas veces mientras era frenado por personal que responde al exesposo de María Eugenia Vidal.

"Todos los kioscos, todos los kioscos de acá son protegidos por él", disparó también el vecino ante el estupor del jefe comunal, quien atinó solo a balbucear algunas chicanas contra su presunto exempleado.