La histórica fábrica Metalúrgica Tandil se encuentra sin actividad hace 10 días, cuando Renault tomó la decisión de suspender a todos los trabajadores durante un mes por la caída de la actividad económica. Hay 200 puestos en riesgo. 

Desde la fábrica exigen respuestas del intendente macrista Miguel Lunghi, quien todavía no se acercó a la histórica empresa para conocer la situación de los empleados. 

En conversaciones con el medio local El Eco, el jefe de Gabinete macrista Julio Elichiribehety aseguró: “El Ministerio de Trabajo tiene el mismo conocimiento que tenemos nosotros sobre Metalúrgica, nada nuevo ni diferente. Se mantiene la suspensión con el pago del 80”, aseguró. 

Las razones de la crisis tiene que ver con la caída de las ventas y la crisis específica de la empresa Renault, que era un cliente muy importante de la metalúrgica.