Teresa García, indicó este miércoles que el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, "se hizo cargo del desastre que dejó" su antecesora, María Eugenia Vidal, en la provincia de Buenos Aires.

"Nosotros recibimos una provincia en grave estado: endeudada y con crisis en el sistema sanitario y educativo", dijo García esta mañana en declaraciones formuladas a radio Nacional, en relación a las críticas vertidas por Vidal a Kicillof, en el marco de la postulación de la exGobernadora como precandidata a diputada por la ciudad de Buenos Aires.

"Vidal es alguien que juramentó defender a los bonaerenses y ahora cruza la General Paz. Es increíble para el electorado pensar que en la Ciudad hará cosas diferentes de las que hizo en la Provincia", planteó García.

La Ministra evaluó que Vidal "debería ser más respetuosa con el Gobernador que tuvo que hacerse cago del desastre que ella dejó", expuso que hoy el Frente de Todos (FdT) es "una fuerza unívoca y está fuerte" y dijo que la discusión en torno a las candidaturas no representa un "apuro" en el oficialismo.

Por otro lado, la funcionaria se refirió a los controles que realiza la provincia a los viajeros que regresan del exterior para evitar que la variante delta de coronavirus ingrese al país y explicó que se trabaja "en conjunto con Migraciones, el Ministerio de Salud y la ayuda de municipios”.

Recordó que los bonaerenses que regresen desde otros países "deben cumplir con el aislamiento" de tres días en un hotel y cuatro en sus domicilios y advirtió que quienes no lo hagan serán denunciados penalmente y se les aplicará una multa "por 4.300.000 pesos”.

“Si no hiciéramos controles, lo más seguro es que tengamos circulación comunitaria de la variante delta”, manifestó.

Por último, lamentó que existan violaciones al aislamiento “por parte de irresponsables” y sostuvo que así “se hace muy difícil” luchar contra el nuevo coronavirus.