La ministra de Gobierno de la Provincia, Cristina Alvarez Rodríguez, y el viceministro de Desarrollo Social de la Nación, Carlos Castagneto, salieron al cruce de las declaraciones del presidente del Grupo Provincia, Santiago Montoya respecto de la posibilidad de una eventual fórmula “Scioli presidente, Massa gobernador” que propuso el ex titular de ARBA.

En este sentido, Alvarez Rodriguez dijo en declaraciones a la prensa que “Scioli representa el pensamiento del Frente para la Victoria, espacio del que Massa no forma parte”.

El lunes en el el programa "Intratables" emitido por América TV, Montoya sostuvo que "(Daniel) Scioli Presidente, (Sergio) Massa Gobernador, puede ser un ejemplo de fórmula". Adempas se definió como un "peronista e integrante del espacio que conduce Scioli" y que "impulsa la unidad del peronismo y que incluye a los compañeros del Frente Renovador".

Durante la reinauguración de la Iglesia San Francisco de Asís de La Plata, Alvarez Rodríguez resaltó que “la coherencia es un valor que identifica a Daniel Scioli y a nuestro espacio".

Y agregó que en la provincia de Buenos Aires “tenemos muy buenos candidatos a gobernador que han mostrado lealtad y compromiso con las políticas de nuestro gobierno, como Fernando Espinoza, Diego Bossio o Patricio Mussi, por ejemplo”.

Por su parte, Castagneto, otro de los candidatos que está caminando la provincia para llegar a la gobernación, señaló que "no cree que Montoya exprese la voluntad del gobernador" aun así dijo que "espera que Daniel Scioli salga a aclarar".

Y añadió que Montoya "quiere posicionarse hacia alguna candidatura a través de los medios y no mediante la construcción de un trabajo territorial".

"Massa ha demostrado que no coincide en nada con este proyecto nacional y popular que tanto bien le ha hecho a la Argentina", enfatizó el funcionario nacional.

Castagneto, concluyó también que todos los que aspiran a un cargo no pueden ser “solo espectadores", y resaltó que "las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias son la instancia creada para certificar la democracia".

Resta ver cuál será la reacción de Scioli luego de esta controversia. Aunque las palabras no suelen ser la virtud del gobernador, todo indica que de no salir a aclarar públicamente sus intenciones, estará dando lugar a las especulaciones de Montoya.