El ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, afirmó que “400 familias ya firmaron el acuerdo de desalojo” para retirarse del predio de 200 hectáreas de Guernica, ubicada en el partido de Presidente Perón, y afirmó que los ocupantes son "mayoritariamente jóvenes, en un 50% menores de 20 años, y un 70% que no llega 40”.

"La toma tiene dos formatos de presentación: uno tiene que ver con los delegados y delegadas, y otro en el que están las organizaciones sociales, entre ellas el Polo Obrero, MTR, Movimiento de Unidad Latinoamericana por el Cambio Social, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el sector de Libres del Sur vinculado a Eduardo Tumini, y la OLP", explicó el Ministro que el gobernador Axel Kicillof puso al frente de las negociaciones para el arribo a una solución pacífica.

En esa línea, Larroque agregó que "después de la última postergación (por parte del juez de la causa Martín Rizzo), nos reunimos con ellos y justamente lo que les planteamos es tener un nivel de acuerdo para avanzar en lo que necesitamos, que es contar con un registro de las familias".

En consecuencia, el funcionario bonaerense sostuvo que es "una enorme responsabilidad sobre esas personas y sus familias" y que por ese motivo, "a partir de la resolución del magistrado platense" de extender el desalojo, “lo que buscamos es una solución al tema".

No obstante, desde la cartera de Desarrollo de la Comunidad adviertieron que ya "hay 80 tomas judicializadas" en todo el territorio, y también reconocieron que "la más compleja" es la de Guernica, que permanece ocupado desde julio último y que profundizó la grieta entre el oficialismo y la oposición.

"Algunas de ellas representan un nivel de complejidad mayor, y claramente Guernica es las más compleja, y me parece que están las condiciones dadas para encontrar una solución pacífica, voluntaria, porque ha cambiado el contexto", aseguró Larroque.

Además, el Ministro se refirió al anuncio que realizó el Gobernador sobre el Plan Bonaerense de Suelo, Vivienda y Hábitat, el cual prevé la construcción de más de 33 mil viviendas y la delimitación de 91 mil lotes con servicios para resolver el déficit habitacional.

"El gobierno ha presentado un Plan de Hábitat y de Vivienda que me animo a decir que es histórico y que va a marcar un punto de inflexión respecto a la presencia del Estado para resolver un problema estructural que lleva décadas en la Argentina", afirmó Larroque.

El plan contempla la creación de nuevos barrios, viviendas y acondicionamiento de lotes con servicios para la construcción, con una inversión de más de $ 190.000 millones para los próximos tres años.