En el marco de las negociaciones para evitar episodios de violencia, el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, que conduce Andrés Cuervo Larroque, le solicitó al juez de la causa, Martín Rizzo, que postergue el desalojo para el 1ro de octubre de las 2.500 familias que protagonizan la toma de terrenos en Guernica, partido de Presidente Perón.

En declaraciones al canal A24, Larroque confirmó la solicitud del gobierno de Axel Kicillof para ganar tiempo en la reubicación de las familias. "Presentamos ayer un pedido de prórroga al juez para seguir trabajando en una solución pacífica" y detalló que "en todo proceso de desalojo se debe aplicar el protocolo que indica la Corte Suprema de Justicia bonaerense".

Desde el comienzo del conflicto, el gobierno bonaerense acató el protocolo que indica el fallo del juez y estableció una mesa de diálogo entre los distintos ministerios de la Provincia, el Municipio, las organizaciones y las familias que se encuentran en la toma. 

Para ello, el Ministerio de Desarrollo realizó un censo para conocer la situación particular de cada familia. A partir de esos datos, la cartera informó que están trabajando en propuestas de reubicación de las familias y el pedido al juez se enmarca en la necesidad de contar con más tiempo para construir una solución “pacífica y consensuada”.

De acuerdo al censo del ministerio de Desarrollo de la Comunidad, en la ocupación hay 2.344 casillas. De ellas, 1.904 personas accedieron a registrarse y 604 familias manifestaron ser  oriundos de Guernica, mientras que el resto llegaron de distritos cercanos, la mayoría de Almirante Brown.

“El gobierno provincial tiene decidido enviar los recursos para generar una solución pacífica y para eso, estamos desarrollando un plan integral de hábitat para la Provincia” sostienen desde Gobernación.

Por el momento, el juez de la causa aún no respondió el pedido del gobierno de la Provincia para postergar el desalojo que tiene fecha para realizarse entre hoy y el jueves.

Además, se ha presentado un pedido de suspensión la abogada Laura Taffetani, con la advertencia de que antes de desalojar, la justicia debe resolver cómo resguardará a los numerosos niños de las familias de la ocupación. De la misma manera, en el expediente fue ingresado un habeas corpus en favor de los niños.