El ajuste en la empresa propiedad de Armando Pérez, ex presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), comenzó con despidos y sueldos adeudados los últimos tres meses. Ahora bajas las persianas de la fábrica donde se elaboraba maquillajes semisólidos y perfumes.

Con esta medida quedarán en la calle 150 trabajadores, aunque también preocupa el impacto en el sector de la venta directa, ya que se estima le da trabajo a 800.000 revendedoras de todo el país.

En febrero último, los trabajadores protestaron para reclamar los salarios adeudados, el aguinaldo y el bono de fin de año, pero la respuesta fue desalentadora: ofrecieron pagar el salario adeudado del mes anterior en tres cuotas, pero no tienen fondos para el resto de la deuda.