El secretario general de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba), Miguel Díaz, evaluó el paro de 24 horas que el gremio realizó en la jornada de ayer y sostuvo que la adhesión fue del 90%. Además explicó que hubo un 85% de adhesión en el interior y un 95% en el conurbano bonaerense.

"Scioli ha profundizado el pago en negro", expresó Díaz, al momento de relatar los motivos de la última medida de fuerza del año del gremio alineado con la CGT Azopardo.

Además, calificó de "grave" la situación general de la educación en la Provincia de Buenos Aires y denunció que "hay 40 mil edificios que no están en condiciones" para el dictado de clases.

El gremialista docente también alertó por la situación de los comedores escolares que "son una verguenza" y los "23 mil millones de pesos que no se invirtieron en educación" y tuvieron otros destinos.

Para Díaz la contundencia de la medida de fuerza de ayer se debió a que "la gente demostró que este gobierno tiene un maltrato muy importante con los docentes".

Además, a días del cambio de gobierno, aseguró que "la agenda de reclamos es la misma para Scioli que para Vidal". Aunque todavía no hubo contactos formales de Udocba con la gobernadora electa, Díaz expresó que apenas asuma buscarán sentarse a discutir los temas pendientes.

Y ya pensando en lo que será la nueva gestión, Diaz expresó: "Tenemos que recuperar salarios y condiciones laborales".