Mientras el coro de voces de Cambiemos recorrían los grandes canales de Televisión hablando de un “impuestazo” del gobierno de Axel Kicillof, el intendente macrista de la ciudad de La Plata, Julio Garro, aumentó las tasas municipales hasta en un 80 por ciento.

El viernes pasado, el bloque de Cambiemos en el Senado, que tiene mayoría por sus 26 integrantes, impidió el tratamiento de la Ley Impositiva 2020 y dejó a la provincia de Buenos Aires sin una herramienta fundamental para atender las distintas emergencias.

Una de las críticas de la oposición estuvo dirigida a la suba del impuesto inmobiliario. Sin embargo, se trata de aumento con una escala progresiva. De las más de cuatro millones de propiedades que tributan, solamente el 6 por ciento pagará el 75% de aumento. En números serían cinco cuotas de 1500 pesos cada una, con un 20 por ciento de descuento pagando el total en la primera cuota.

Una interpretación de la negativa del bloque de Vidal para aprobar la ley es su resistencia a la aplicación de un aumento del 75% en el inmobiliario rural a los campos con más de dos mil hectáreas, que en la práctica representan 200 productores. Una porción mínima de la pirámide más alta. Mientras que la escala progresiva apunta que a los pequeños y medianos paguen menos por cobrarle un valor más alto al sector más concentrado. Por ejemplo, hay exenciones para el sector tambero, uno de los más golpeados por las políticas del anterior gobierno.

“De ninguna manera es un impuesto impagable, como dice la oposición. También es mentira que no tuvimos voluntad de sentarnos a buscar un punto medio. La oposición tomó la decisión política de que no tuviéramos ley impositiva. No debe estar de acuerdo con la progresividad. No debe querer que en el inmobiliario rural solo las propiedades mayores de dos mil hectáreas tengan un aumento de hasta el 75 por ciento respecto del año pasado” sostuvo el gobernador Axel Kicillof en una entrevista publicada este domingo en Página 12.

Y recordó una de las primeras medidas de su gobierno dirigidas a aliviar el impacto de la inflación. “Nosotros empezamos defendiendo los intereses de los sectores vulnerables y los de la propia clase media. A los pocos días de asumir ordené suspender el tarifazo dispuesto por María Eugenia Vidal sobre las tarifas eléctricas. El plan implementado por ella era aplicar un 25 por ciento de aumento. Ese aumento se sumaría al dos mil por ciento de incremento de los últimos cuatro años” agregó Kicillof.