Guaminí es una localidad ubicada en el oeste de la provincia de Buenos Aires. Tiene aislada a un tercio de su población, estimada en tres mil habitantes. Su intendente José Nobre Ferreira aseguró que el municipio pasará a fase 2 (hace 15 días estaba en 4). “El hospital que tenemos es de baja complejidad, no tenemos camas UTI y debemos derivar pacientes", explicó preocupado. 

La situación en la pequeña ciudad bonaerense puede complicares si los casos derivan en situaciones de internación. "Estamos derivando casos a Temperley, Ensenada y Berisso. Por eso insistimos en los cuidados y bajamos a fase 2", insistió. 

En declaraciones a Radio Provincia, el jefe comunal advirtió que la tercera parte de la población está aislada con casos activos de COVID-19 y por contactos estrechos. Y marcó diferencias con lo que pasó el año pasado cuando tuvieron "el primer caso llegó en agosto así que tuvimos caso seis meses de normalidad”.