Los principales periodistas de Clarín y La Nación operaron durante el proceso electoral contra todo el peronsimo pero, tal vez, contra una persona lo hicieron casi de modo obsesivo. Se trata de Mayra Mendoza, intendenta de Quilmes, que reúne todas las características que el macrismo odia: es mujer, es peronista y es de La Cámpora. El horror. 

De modo sistemático, los periodistas vinculados al PRO machacaron con mentiras sobre Quilmes. "El que estaba antes era mucho mejor", llegó a decir Baby Etchecopar sobre Martiniano Molina, el ex jefe comunal quilmeño que ahora trabaja en el gobierno de la Ciudad en un puesto que nadie sabe qué tareas reúne. Molina ya perdió dos elecciones seguidas. Parece que la gente de Quilmes no guarda el mismo recuerdo que los periodistas amarillos. 

En el caso de La Nación +, las operaciones tienen que ver con que ese canal fue comprado por Mauricio Macri o empresarios ligados a él, como es ya un secreto a voces que el propio Jorge Lanata debió reconocer. 

Como se sabe, las operaciones no tuvieron buen resultado. Después de unas PASO irregulares, el peronismo se recuperó en las generales y ganó la elección. Seguirá siendo mayorá en el Concejo Deliberante local.

Tweet de PERIODISTA DE PERÓN