La tragedia donde murieron cinco personas en la Ruta Nacional N° 3, a la altura de Las Flores, nuevamente puso en discusión un histórico reclamo de los vecinos del lugar para que realicen un camino seguro ante la infinidad de accidentes de tránsito que ocurren. La ineptitud del Estado se vio reflejada en una serie de interminables anuncios del ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, para la realización de una autovía. Con la nueva promesa de comenzar las obras “pronto”, las vidas de quienes transitan por la zona siguen en peligro. 

Mientras el ministro Dietrich intenta llevar adelante la “revolución de los aviones” con el cuestionado aeropuerto de El Palomar y la polémica low cost Flybondi como estandartes, durante el 2018 su gestión hizo agua al no poder garantizar el inicio de la construcción de una nueva Red de Autopistas y Rutas Seguras en una zona de tránsito caliente en territorio bonaerense.

A través de un proyecto de Participación Público Privada (PPP), con una inversión total de aproximadamente 8.000 millones de dólares, no se pudo concretar el Corredor Vial Sur. El mismo comprende las Rutas Nacional N° 3 y 205, las autopistas Riccheri, Jorge Newbery  y Ezeiza - Cañuelas (bajo la concesión de Ausur), conformando una totalidad de 297, 56 kilómetros.

El proyecto se llama "Vial PPP - Etapa 1" e incluye seis corredores viales denominados: Corredor de Carretera “A”, Pasillo "B", Pasillo "C", Pasillo "E", Pasillo "F" y "Corredor Sur".

Criticado por los tarifazos en el transporte público, el funcionario nacional manifestó el año pasado que la ruta a construir será de “primer nivel internacional entre Buenos Aires y Azul” y mejorará “enormemente” la conectividad entre la Ruta 3 y Olavarría. Ahora, hace unas semanas anunció a través de su cuenta de Twitter que “ya estamos montando los obradores para la autopista de la Ruta Nacional N° 3 que irá entre Cañuelas y Azul, por lo que la obra, que sabemos es muy esperada, iniciará pronto”.

“Uno espera que las obras se hagan pero nos molesta que nos mientan. La gente de la región está afectada”, manifestó y sostuvo que el “ministro Dietrich anunció varias veces la obra. Lo hizo a través de un PPP pero hubo problemas porque son todos unos coimeros. Estos proyectos dejaron agujeros pasivos en los países del primer mundo”, advirtió Ignacio Zavaleta, integrante de la Unión de Usuarios Viales.

Más adelante, consideró que “viene el funcionario de turno, anuncia con bombos y platillos, y después no hay nada. Las obras no se hacen porque no hay fondos. Entonces me da bronca, la situación económica afectó el inicio de obras. Tengo bajas expectativas que se haga el plan con la magnitud que se anuncia. La Ruta 3 ha sido usada de manera política en los últimos años”.

Guillo Dietrich on Twitter

Fuente: Infocielo