Flex N Gate decidió cerrar su planta de Luján un día por semana durante los próximos tres meses con la promesa de no despedir a ninguno de los trabajadores. De esta manera, los 110 empleados que allá se desempeñan cobrarán el 75% de su sueldo.

El titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) local, Miguel Cardozo, detalló que se trata de una "reducción horaria" que consiste en "suspender un día por semana, es decir, cuatro días en el mes" por lo que los trabajadores van "a cobrar el 75% del sueldo". La empresa prometió que en ese lapso "no va a despedir a nadie porque no hay nada de trabajo".   

"La gente está de acuerdo porque no hay laburo y tenemos que cuidar las fuentes de trabajo. La empresa no tiene laburo, pero de esta manera nos aseguramos que no perdemos tanto porque vos calculá que un compañero en una quincena pierde solamente cuatro horas", agregó el sindicalista.