En la noche del martes, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, junto al ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo, recibieron en la Casa de Gobierno al diputado nacional Sergio Massa, intendentes del FR y otros miembros de la cámara baja y alta de la legislatura Provincial.

En una improvisada cena, que duró unas tres horas, hubo reproches, agradecimientos y promesas de continuar con la “gobernabilidad”. Pero antes de que los comensales se reunieran en la mesa, Vidal y Massa mantuvieron una breve charla a solas en la que hablaron de la situación actual de la provincia e inmediatamente ingresaron al salón principal de la residencia.

La gobernadora agradeció a los diez intendentes massistas y a los legisladores por el apoyo a la gestión. “No es fácil su posición, la de ustedes es una tarea difícil pero la sociedad los valora y se lo está devolviendo a Sergio en las encuestas”, fueron las primeras palabras de Vidal. Coincidía con lo que los dirigentes del Frente Renovador habían charlado minutos antes de la cena en el que repasaron un sondeo asegurando que Massa era el dirigente con mayor imagen positiva en la provincia, seguido por Vidal.

A los intendentes fue a los que peor le cayó la comida del martes último y aseguraron: “Nosotros ayudamos en la Legislatura a que vos puedas gobernar pero tu gobierno no ayuda en los municipios”, recriminaron.

La inseguridad fue el principal reclamo de los alcaldes. El presidente del bloque de Senadores,Jorge D´´Onofrio advirtió: “Sabemos que Ritondo y Massa son amigos, pero representamos a un partido que tiene la obligación de plantarse frente a la inseguridad y lo vamos a denunciar”.

Por su parte el ministro de Seguridad, fue el encargado críticar al Frente Renovador y lanzó : “No nos puede pasar que en el programa de Mirtha Legrand, Florencia Arietto nos termine haciendo daño de la manera que me hizo”. La dirigente le había reprochado designar a Pablo Bressi como jefe de la Policía Bonaerense cuando el propio Ritondo había denunciado el crecimiento del narcotráfico, área que Bressi comandaba en la gestión de Scioli.

Al finalizar la cena, Vidal aseguró que su bloque acompañará el proyecto para limitar las reelecciones indefinidas de intendentes presentado por el Frente Renovador. “Sé que hay legisladores que no lo quieren votar pero me comprometo a que respalden la iniciativa”, concluyó.

De esta manera la alianza en el territorio bonaerense continúa. Vidal y Massa mantienen la conversación constante. No así con Macri, a quien en el último tiempo, el líder del Frente Renovador sólo mensajeó para desearle una pronta recuperación.