Haciendo uso de la millonaria pauta oficial del gobierno bonaerense en los grandes medios, que le asegura un fuerte blindaje mediático, tres diarios de tirada nacional (La Nación, Clarín y Perfil) publicaron este domingo entrevistas a la gobernadora María Eugenia Vidal. Allí, la mandataria confirmó que estudian la posibilidad de desdoblar las elecciones de la provincia de Buenos Aires de la nacional.

“Hoy todas las opciones sobre el calendario electoral están abiertas y son posibles” respondió ante la consulta de La Nación sobre el adelantamiento de la elección bonaerense. Aclaró que “todavía no es el momento de discutirlas” y adelantó que “lo van a definir en marzo del año que viene”.

De esa manera, la gobernadora ratificó las versiones periodísticas que circularon durante las últimas semanas que apuntaban que dentro del núcleo duro de la Gobernadora buscan despegarse de la caída de la imagen de Mauricio Macri de cara a las elecciones del año que viene.

Los dirigentes cercanos a Vidal analizan que un escenario nacional, con las candidaturas del actual presidente y la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, pone en peligro la victoria de Cambiemos en la Provincia, donde la senadora nacional de Unidad Ciudadana mantiene una alta intención de vota de cara al 2019.

En ese esquema, el vidalismo analiza la posibilidad de adelantar las elecciones bonaerenses para despegarse de la caída de la imagen del presidente y neutralizar el crecimiento de la principal figura política de la oposición, con el objetivo de retener la provincia de Buenos Aires.