El conflicto que puso en jaque la normalidad del ciclo lectivo en la provincia de Buenos Aires, entró en un período de tregua por 15 días.

"Están dadas las condiciones para que continúen las clases con normalidad", plantearon desde la cartera laboral.

En principio, se fijó un plazo de 15 días para que el sindicato y la Dirección General de Escuelas resuelvan las diferencias, en tanto la organización gremial aceptó levantar las medidas de fuerza que realizaban.

El ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, explicó que "la conciliación es por 15 días, plazo en el que se deberá normalizar el funcionamiento de las escuelas en conflicto y regularizar los descuentos conforme a los procesos de rigor en estos casos".

"Igualmente las partes consensuarán estos aspectos en futuras reuniones", agregó.

Según el funcionario, "con este acuerdo más del 95 por ciento de la planta de los trabajadores del Estado se encuentra dentro de la paritaria con las parámetros que hemos estipulado. Seguiremos trabajando en base al diálogo y el consenso para alcanzar los acuerdos que restan", prometió.

De esta manera el gobierno de la provincia deberá volver a convocar al diálogo en el marco de las paritarias, es decir, se se reabre la paritaria con los auxiliares de la educación.

El Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y la Educación (Soeme), que conduce el ingeniero Marcelo Balcedo, seguró que el gobierno bonaerense restituirá los descuentos sufridos por los auxiliares de la educación.

La conciliación se concretó, tras una mediación realizada por la Defensoría del Pueblo de la provincia, a cargo de Enrique Honores, quien acercó a las partes en pos de que se respete el derecho a huelga de los trabajadores que reclaman legítimamente por mejorar sus magros haberes, y el derecho que tienen los chicos a tener clases en las escuelas públicas de la provincia.

La firma de la conciliación obligatoria implica dar marcha atrás con los descuentos arbitrarios aplicados a más de 65 mil auxiliares, dando cumplimiento al fallo que dictó ayer el juez Luis Federico Arias, y además establecer una mesa de diálogo entre las partes para intentar dar respuestas a la angustiante situación salarial que atraviesan los auxiliares.

El secretario General del Soeme, Marcelo Balcedo le manifestóque "se firmó el acta de conciliación obligatoria, en la cual obviamente se les va a devolver las retenciones indebidas que sufrieron todos los trabajadores"

"A partir de la instancia de conciliación obligatoria se abre una mesa de diálogo, que era lo que nosotros estábamos pidiendo, donde principalmente se tratará el principal tema del conflicto que es el salarial".

"A partir de un diálogo fructífero que es lo que siempre buscamos, esperemos llegar a una solución y esperamos encontrar en la otra parte - el gobierno provincial - la sensibilidad suficiente para darse cuenta que los magros salarios que están cobrando los trabajadores o el aumento que se otorgó no es suficiente", remarcó Balcedo.

Además, el referente del sector agregó, "entendemos que la situación de la provincia es delicada, pero ellos deben entender que los trabajadores están cobrando un sueldo que no alcanza. Ya no alcanzaba al momento del aumento, mucho menos alcanzará ahora con todos la inflación y el incremento de tarifas."

Por último, Balcedo resaltó que "lo que estamos tratando de decirles que los sectores que representamos, los auxiliares docentes siempre han tenido un trato especial. Creo que la gobernadora Vidal es una persona sensible, es una mamá tiene tres hijos, viene de una familia trabajadora, va a entender que una personas con 8.300 pesos no puede sobrevivir. Estoy confiado en que dialogando se resuelven los problemas".

El apoderado de Soeme, el abogado Guillermo Chávez le manifestó a Hoy que "en la semana entrante, entre miércoles y viernes, les van a ser restituidos totalmente los injustos descuentos".

"Hay que transmitirles a nuestros compañeros que hay que seguir luchando, es la única manera de hacer valer nuestros derechos", agregó.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas afirmó "estamos muy conformes con cumplir nuestro objetivo principal que era que los chicos de las escuelas afectadas pudieran volver a las aulas con normalidad. Agradecemos la predisposición de las partes y al Defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires ya que entre todos han colaborado en el proceso”

Villegas explicó que “la conciliación es por 15 días, plazo en el que se deberá normalizar el funcionamiento de las escuelas en conflicto y regularizar los descuentos conforme a los procesos de rigor en estos casos” y agregó que “igualmente las partes concensuarán estos aspectos en futuras reuniones.”