La emergencia en Seguridad y Servicio Penitenciario, entró en vigencia hoy por doce meses en la provincia de Buenos Aires.

A partir de esta medida, el Poder Ejecutivo Provincial podrá "ejecutar obras y acelerar partidas para la provisión de servicios y suministros", entre otras resoluciones.

La norma, fue publicada en el Boletín Oficial  establece "la emergencia en materia de Seguridad Pública y de Política y Salud Penitenciaria” en todo el territorio bonaerense “con la finalidad de resguardar la integridad física y los bienes de todas las personas”.

También, el ministerio de Seguridad podrá convocar a personal policial retirado a prestar servicios -con intervención de la Secretaría de Derechos Humanos- así como “reasignar funciones y destinos a todo el personal” de las policías bonaerenses.