La gobernadora María Eugenia Vidal, recibió al jefe de Gabinete de Nación, Marcos Peña, y brindaron una conferencia de prensa donde la mandataria reconoció que el gobierno nacional le transfirió los 13 mil millones de pesos que le había prometido para abonar, entre otras cosas, sueldos y aguinaldos. Pero afirmó: “Espero que vengan más”.

“Para los vecinos de la provincia se viene un cambio. Somos un equipo que trabajamos como unos, coordinamos nuestras políticas y pensamos en lo que tenemos que hacer para que nuestros vecinos estén bien”, acontinuó Vidal.

En relación al presupuesto y el endeudamiento de la provincia, la gobernadora dijo que "es importante para los vecinos saber que ahora tenemos las herramientas para empezar a dar respuestas de las deudas que el Estado tiene con los vecinos de la Provincia”.

Y agregó: “más allá de los proveedores, la principal deuda es con la gente, para esos es el endeudamiento, para que se traduzca en obras y podamos ordenar las cuentas”.

Además, dijo que van a trabajar con los 135 intendentes en un equipo, transfiriendo a todos lo que corresponda por coparticipación.

"Se separó del tratamiento del endeudamiento alrededor de 30.000 millones de pesos que tienen que ver con deudas que tiene el gobierno con el Banco Provincia. Yo quiere un banco que le preste a los productores, a los que se quieren comprar su primera casa, no quiero un Banco que todo el tiempo tenga que estar auxiliando al Ejecutivo provincial", afirmó la Gobernadora. Y dijo que esa parte de la deuda "se tratará en el mes de marzo".

Con respecto a la emergencia en Infraestructura que no se aprobó, Vidal dijo tener “confianza para llegar a tratarla y encontrar el consenso para aprobarla. Los vecinos son los que sufren las faltas de obras y necesitamos dar respuesta, definir un marco que nos permitan lanzar cuanto ante las obras”.

Por su parte, Marcos Peña agradeció y felicitó a los legisladores de la oposición que “acompañaron responsablemente” el Presupuesto 2016. “Como equipo de trabajo, hay un gran desafío en materia fiscal de ordenar la relación entre las provincias y la Nación, que no fue usada para promover el federalismo sino como una herramienta de poder”, dijo Peña.

Y añadió: “Le daremos máxima prioridad para poner en marcha las obras concretas que necesitan los bonaerenses”.

Por último, Vidal dijo que "lo de la Policía fue mucho más que un cambio de nombre, vamos a dar la pelea de cambio profundo".