Hoy, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal quiso despegarse de la causa de los aportantes truchos con una frase sugestiva: "No somos todo lo mismo, nosotros no nos financiamos con la droga". Es decir: a su manera, ¿reconoció que se financiaron ilegalmente?

Sin embargo, la frase incluyó un notable olvido. El intendente macrista de Paraná, Entre Ríos, está procesado por tener vínculos con el narcotráfico. Se trata de Sergio Varisco, uno de los aliados clave de Mauricio Macri en esa provincia del litoral. 

Varisco está procesado por el delito de "adquiriente/financiador de actividades de comercio de estupefacientes". Para la Justicia, tendría vínculos con la banda narco que comanda Daniel Celis, preso hace casi dos años. Incluso, el propio Varisco reconoció que Celis trabajó para Cambiemos. 

Según la Justicia, Varisco habría financiado a la banda narco con aportes mensuales de 50 mil pesos, más contratos municipales. Además, la banda habría aportado a la campaña de Varisco. ¿Cambiemos no se financió con droga?