Por vía de una resolución, la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, obliga a los docentes de la provincia a dictar clases en feriados municipales. También analiza recortar las vacaciones de invierno y capacitaciones docentes.

Tras otro fracaso en las negociaciones que llevan adelante los gremios docentes con la provincia, María Eugenia Vidal ordenó cumplir con la resolución 915/16 del Consejo General de Educación que establece "la derogación de todas las resoluciones y disposiciones que hayan concedido excepciones al cumplimiento del calendario escolar". La polémica medida incluiría las vacaciones de invierno y a las jornadas de capacitación docente.

Por su parte, el subsecretario de Educación de la provincia, Sergio Siciliano, ratificó la decisión de la gobernadora Vidal de quitar los feriados municipales. "Para nosotros los días de clases son prioritarios y en un año en el que se perdieron muchos días de clase por distintos conflictos, aprovecharemos cada espacio de encuentro de docentes y alumnos frente al aula”. Remarcó que la decisión de hacer lugar a la resolución 915/16 del Consejo General de Educación fue muy consensuada y fundamentada por la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, en un calendario escolar votado en tiempo y forma, como todos los años, que fue refrendado por el Consejo General de Educación en el que está representada la política educativa de la Provincia así como todas las entidades políticas y gremiales".

Días atrás en Lujan, el Secretario General del Sindicato de docentes Suteba, Roberto Baradel, volvió a rechazar el 20% de aumento que propone el Gobierno y culpó a María Eugenia Vidal de no llegar a un acuerdo. “El gobierno es responsable de este conflicto, si el año pasado pudimos llegar a un acuerdo porque este año no, con las mismas autoridades y los mismos dirigentes sindicales. Porque el año pasado había paritaria nacional y había una voluntad por parte del gobierno nacional y provincial”.