La gobernadora de la provincia de Buenos Aires se mostró “avergonzada”, tras la decisión del Tribunal de Casación que liberó a los ocho policías investigados en el escándalo de los sobres en La Plata.

La mandataria provincial, María Eugenia Vidal, se manifestó en contra del fallo emitido por la justicia que liberó a los ocho comisarios investigados en el escándalo de los sobres en la capital bonaerense.

Para Vidal, “La liberación de los policías por los sobres es una vergüenza”, aseveró luego de conocer el fallo de los jueces Celesia y Borinsky, que, tras la presentación de un hábeas corpus por parte de la defensa, dejaron en libertad al ex jefe de la Departamental de La Plata, Darío Camerini; su segundo, Roberto Carballo; el ex secretario de la repartición, Walter Skramowskyj; el ex jefe de calle, Ariel Huck; y los comisarios Sebastián Cuenca, Raúl Frare, Sebastián Velázquez y Julio Sáenz.

Para la Gobernadora, el fallo constituye “un mensaje desalentador para la sociedad" y pidió que los medios se constituyan en una suerte de fiscales y que "llamen a estos jueces y expliquen por qué lo hicieron”. Además Vidal subrayó que el tribunal “tiene antecedentes de liberar durante la feria judicial”.