En la provincia de Buenos Aires se replica una lógica que caracteriza al macrismo en Nación, esto es, una distancia entre discurso y práctica en torno a la paridad de género. En el gabinete nacional, prácticamente no hay mujeres. En Buenos Aires: solamente una, la secretaria Legal y Técnica, María Fernanda Inza. Entre los ministerios, no hay ninguna.

El resto del equipo de Vidal está formado sólo por hombres. ¿Creerá Vidal que las mujeres no pueden ejercer lugares de poder? El repaso incluye al vicegobernador, Daniel Salvador, al ministro de Gobierno, Joaquín De la Torre, al Jefe de Gabinete, Federico Salvai, al de Economía, Hernán Lacunza, al de Seguridad, Cristian Ritondo, al de Justicia, Gustavo Ferrari, al de Producción, Javier Tizado, al de Agroindustria, Leonardo Sarquis, al de Salud, Andrés Scarsi, al de Infraestructura, Roberto Gigante, al de Trabajo, Marcelo Villegas, al de Desarrollo Social, Santiago López Medrano, al de Gestión Cultural, Alejandro Gómez, al de Ciencia, Jorge Elustondo, al Secretario General, Eduardo Perechodnik, al de Asuntos Públicos, Federico Suárez.

Entre los secretarios de primer nivel la lógica es la misma a excepción de la Secretaria Legal y Técnica, que conduce María Fernanda Inza. No deja de sorprende que eso ocurra en un Gobierno liderado justamente por una de las mujeres más importantes de la política nacional.

En el caso de Casa Rosada, el macrismo también eligió un equipo basado en su mayoría en varones. Solo dos mujeres conducen carteras: Carolina Stanley, en Desarrollo, y Patricia Bullrich, en Seguridad.