Fue un claro mensaje y tenía un único destinatario. María Eugenia Vidal realizó su última actividad de campaña en Quilmes, tierra de su competidor para la gobernación Aníbal Fernández. En medio de una caminata fugaz, antes que vuele a Córdoba para compartir el cierre de la Campaña nacional de Mauricio Macri, volvió a polarizar la elección con el Jefe de Gabinete “es él o todos nosotros”.

Con puntualidad suiza, la Vicejefa de Gobierno porteño arribó al sur del conurbano bonaerense después de una mañana agitada que había comenzado en Pilar y luego en La Matanza, acompañada de una gran cantidad de vecinos. Si bien tenía planificada una recorrida, en Quilmes, la atosigó una multitud de militantes y señoras coquetas que buscan a la candidata para una selfie.

Dentro de un inflable, en medio de la peatonal dialogó con la prensa: “estoy muy entusiasmada, muy tranquila y muy confiada en lo que hemos construido con los vecinos de la provincia” y repitió parte de su discurso de su cierre de campaña de la noche anterior en Lanús: “el poder le domingo no lo tiene ningún político, lo tienen los vecinos y estoy muy confiada en lo que van a elegir”.

Aprovechó estar en la ciudad natal de su principal competidor para poder chicanear y apuntalar a su candidato local, Martiniano Molina, al que llenó de elogios: “en la provincia, el domingo es Aníbal Fernández o nosotros y en Quilmes es el oficialismo o Martiniano. Somos la alternativa para la ciudad y la provincia”, y reiteró que le parece “muy importante” recordarle a los ciudadanos “que en la provincia no hay segunda vuelta”, porque “muchos no sabían”.

Fiel a la campaña purista del PRO, no llamó a un corte de boleta contra la imagen del bigotón, sino aseguró que la gente votará por “un equipo”: “la historia de la provincia no muestra que haya habido un corte de boleta masivo creo que la gente va a votar un equipo. Necesita un presidente y una gobernadora que después de muchos años de democracia por primera vez trabajen juntos, que confíen el uno en el otro, que no tengan mezquindades políticas y eso somos Mauricio, Gabriela y yo. Nuestra lista tiene consistencia y coherencia y la gente va a votar boleta completa”.

Se refirió a la renovación, los candidatos jóvenes que ganarán en distritos difíciles y evitó hablar de encuestas y números. Diez minutos después de haber llegado se fue, fugazmente, sin que muchos vecinos que pedían su foto con ella se dieran cuenta.