Como en años anteriores, el gobierno de María Eugenia Vidal dispuso un fuerte operativo de seguridad, con vallados que impiden el acceso a ciudadanos a la zona céntrica de la ciudad, con el objetivo de que no haya incidentes en las afueras de la Legislatura bonaerense cuando se trate hoy a la tarde el presupuesto 2019 y la Ley Fiscal e Impositiva.

Desde temprano, se puede observar una gran cantidad de efectivos policiales en los alrededores del palacio legislativo, ubicado en Avenida 7 y calle 53, para evitar la cercanía de marchas de gremios y movimientos sociales que se oponen al presupuesto bonaerense y la autorización de endeudamiento.

En la plaza San Martín, frente a la Legislatura, el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) llevará a cabo una radio abierta para manifestarse en contra de la Ley de Leyes. “Vamos a mirar a los ojos a cada uno de los legisladores que levanten la mano o den quorum para que la Provincia se siga endeudando. No pueden apoyar un presupuesto que va en contra de las posibilidades de pensar una educación de calidad” sostuvo la secretaria adjunta de SUTEBA, María Laura Torre.

El objetivo de la gobernadora es evitar que se traslade a la Provincia la pelea que se dio en el Congreso Nacional cuando se votó el presupuesto del gobierno de Mauricio Macri, que tuvo una fuerte resistencia dentro y fuera del Congreso, y culminó con una violenta represión hacia los manifestantes.