La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, brindó una entrevista en medio de una nueva crisis por el dólar. "No es tiempo para autocrítica, hay que seguir escuchando lo que dijeron las urnas", aseguró. 

Además, reconoció que mucha gente "la va a pasar mal" con esta nueva devaluación del peso. "Hay mucha gente que no podía llegar a fin de mes, ahora va a estar más complicada. Vamos a tratar de estar cerca", insistió. 

Sobre la derrota, Vidal no agregó mucho: "Es un mensaje claro de la gente. Hay que escucharlo. No puedo decir mucho más hoy. El mensaje fue claro", esquivó. 

Además, aseguró que no llamó a Axel Kicillof, el gran ganador del domingo. "Si gana en octubre seguramente lo llamaré", describió.