Hace sólo dos meses, la gobernadora María Eugenia Vidal recorría los canales de televisión pidiendo a gritos la reelección del presidente Mauricio Macri. Unas semanas después, todo cambió. La mandataria ya no habla del mandatario ni se muestra con él. ¿Estrategia o pelea de fondo?

Esta semana, Vidal volvió a visitar un distrito de la provincia de Buenos Aires sin Macri. Se hizo presente en el Hospital Zonal General de Agudos de Lobos.

Acompañado del intendente local, Jorge Etcheverry, Vidal “supervisó la finalización de las obras de mejora de la guardia del hospital que comenzaron en agosto de 2018 y estarán listas a fines de esta semana”. Durante la recorrida, evitó hablar del Gobierno nacional y sus políticas de ajuste. ¿Estrategia para tratar de evitar una derrota aún peor en PBA o pelea de fondo con Macri?

Según informaron desde Gobernación, los trabajos se llevaron a cabo en el marco del Plan Integral de Guardias que, “gracias a una inversión del gobierno bonaerense de $3000 millones, en 2019 alcanzará a 58 hospitales provinciales”.