La gobernadora bonaerense volvió a manifestarse en contra de la legalización del aborto. Esta vez no fue por medio de sus palabras, sino a través de una foto que se tomó con el pañuelo celeste que representa a los sectores que rechazan el proyecto. 

Si bien durante todo el debate en Diputados la mandataria provincial se mantuvo al margen y no se expresó sobre el tema, esta vez decidió tomarse una selfie con un militante del grupo autoproclamado "provida". 

Y  lo hizo en un escenario muy significativo: fue durante el Tedéum por los festejos de un nuevo aniversario del Día de la Independencia, celebrado este lunes en la Catedral de La Plata, adonde acudió con funcionarios de su gobierno y el intendente local, Julio Garro. 

No es la primera vez que Vidal se muestra en contra de la legalización del aborto, a pesar de que intentó no hacer pública su opinión mientras se llevaba adelante la discusión en el Congreso.  "Las mujeres por ocupar cargos públicos no están obligadas a promover la despenalización por el solo hecho de ser mujeres. Esto tiene que ver, seas mujer o varón, con una convicción de consciencia más profunda y ni siquiera tiene que ver con lo político o lo partidario", afirmó meses atrás en una entrevista radial. 

De esta manera, se suma a otras referentes de Cambiemos que se oponen al proyecto, como Elisa Carrió y Gabriela Michetti, principalmente. La iniciativa, con media sanción en Diputados, se debatirá en el Senado el próximo 8 de agosto. 

Fuente: El País Digital